Cómo mejorar la conexión de la PS4 y Xbox One cambiando los DNS

Por Lucía Díaz el Lun 20 Feb 2017


Te explicamos como mejorar la conexión a Internet de la PS4 y la Xbox One para disfrutar de una mejor experiencia de juego online.

Twitter
Google +
Facebook

Cómo mejorar la conexión de la PS4 y Xbox One cambiando los DNS

En un esfuerzo por conseguir mejorar la conexión de consolas como PS4 y Xbox One todos tenemos que terminar tocando los DNS. La vida es así. Y no queremos que sea así, queremos jugar mejor a la play dándole a un botón -o ni eso- pero, a día de hoy, eso es completamente imposible.

Los DNS

De entre las pocas maneras que tenemos para mejorar la conexión de la Xbox One o la Play Station 4 podemos destacar el cambio de servidores DNS como una de las más efectivas.

Los DNS son servidores destinados a realizar búsquedas más rápidas para satisfacer la petición del usuario. Son los que convierten una IP en un nombre de dominio o viceversa para aligerar las búsquedas.

De esta manera, el contar con DNS ya está haciendo que juguemos más rápido sin saberlo, pero, por desgracia, esto no es suficiente, pues la eficiencia de la conexión de las consolas no es lo suficientemente buena por el momento.

Cada proveedor de internet va a ofrecer sus propios DNS que se conectarán automáticamente, ofreciendo un servicio X.

Lo que nosotros podemos hacer es conseguir, sencillamente, unos DNS mejores. Con esto conseguimos aumentar la velocidad, acceder a contenido bloqueado y, en general, aumentamos nuestra fiabilidad al recibir una mejor estabilidad de red.

Conseguir los mejores servidores DNS

Si queremos cambiar los DNS de Xbox One y PS4 debemos empezar por abrir nuestros puertos para que nuestro firewall no funcione en contra de la conexión de la consola.

Xbox One

La IP de la Xbox o la PS4 debe ser estática. Esto es imprescindible. Esto puedes comprobarlo en la configuración de red. Accede a ella y rellénala manualmente con la siguiente información:

  • Dirección IP: 192.168.1.100
  • Máscara: 255.255.255.0
  • Puerta de Enlace: 192.168.1.1
  • DNS Primario: 192.168.1.1

Dentro del rango de la dirección del router habrá que poner la dirección IP de la consola. Lo normal es que sea esta que os indicamos pero si no es así, también existe otra muy habitual que es 192.168.1.0.1. En cualquier caso, en tu propio router puedes ver fácilmente tus direcciones.

Hecho este apunte, os dejamos con algunos buenos DNS entre los que podéis elegir y que servirán para mejorar la conexión de la PS4 o la Xbox One.

  • Google DNS: 8.8.8.8/8.8.4.4
  • OpenNic: 107.150.40.234/50.116.23.211
  • Open DNS: 208.67.222.222/208.67.222.220
  • Level3: 209.244.0.3/209.244.0.4
  • Comodo Secure DNS: 8..26.56.26/8.20.247.20
  • FreeDNS: 37.235.1.174/37.235.1.177
  • Norton ConnectSafe DNS: 199.85.126.10/199.85.127.10
  • PuntCAT: 109.69.8.51

Estos se colocan en las opciones de DNS Primario y DNS secundario. Nosotros, coincidiendo con otros muchos profesionales del sector, aconsejamos el uso del DNS de Google. Si bien, cualquiera de ellos mejora la velocidad que puedas tener con el DNS de tu proveedor de internet.

Google

El último paso es, simplemente, abrir los puertos que se van a usar porque si abrimos los que no utilizará la consola podemos entrañar un riesgo de seguridad en la red.

Aún así, si no sabemos cuáles son los puertos que va a utilizar la consola, podemos recurrir al uso de DMZ, que abrirá los puertos que use esta.

Y ya está. Así es como mejoramos la conexión de la PS4 o la Xbox One cambiando los DNS para ganar velocidad y otras ventajas con el uso de DNS de mayor calidad.

Vía | HobbyConsolas