Cómo activar la opción de inicio rápido en Windows 10

Por El sabio informático el Mié 25 Nov 2015


Te enseñamos cómo activar la función de "inicio rápido" para de esta forma acelerar el arranque de Windows 10.

Twitter
Google +
Facebook

Acelerar el arranque de Windows 10 con el "inicio rápido".

Una opción que mejora notablemente el tiempo de inicio de Windows 10, es el “inicio rápido”. Esta característica se estrenó en Windows 8 con muy buenos resultados. Su objetivo es adaptar u optimizar una serie de parámetros para hacer que el arranque sea mas rapido cuando inicias Windows 10.

El funcionamiento del inicio rápido consiste en guardar algunos archivos importantes para el arranque de Windows 10 en un directorio, recreando de alguna manera el funcionamiento que tendría una “caché”.

Cómo activar el inicio rápido de Windows 10

Vamos a enseñaros de manera sencilla cómo activar la característica de inicio rápido para así, acelerar el arranque de windows 10.

  1. Primero deberemos ir a Inicio y buscar el panel de control tradicional de todos los Windows.

  2. Seguidamente, en el panel de control entraremos en las opciones de “Sistema y seguridad”, y después en opciones de energía.

  3. En el panel lateral izquierdo deberemos buscar la opción “Elegir el comportamiento de los botones de inicio/apagado” para entrar.

  4. Ya en este paso vislumbramos la opción de “Activar el inicio rápido”, pero seguramente en un tono grisáceo y sin la posibilidad de cambiar el estado de esta opción. Para poder modificar la opción de “Activar el inicio rápido”, deberemos hacer clic sobre la opción “Cambiar la configuración actualmente no disponible” que aparece en la parte superior.

Acelerar el arranque de Windows 10 con el "inicio rápido".

  1. Una vez hecho esto, podremos modificar libremente las opciones y activar, ahora si, el “inicio rápido”.

Ya activada esta característica de Windows 10, el equipo iniciar mucho más rápido. Hemos de señalar que solo se verá afectado por esta característica el inicio desde cero, es decir, únicamente si iniciamos el equipo estando previamente apagado. Esto quiere decir que el proceso de apagado y de reinicio no se verán afectados.

Posibles problemas con el inicio rápido de Windows 10

Pese a que es una opción muy recomendada y que en la mayoría de casos viene activada, puede hacer que un equipo falle o que empeore el tiempo de inicio en algunos casos aislados. Si notas que eres uno de estos casos no dudes en desactivar esta característica.

Aun así, se recomienda encarecidamente que si no tienes activada esta opción por defecto, la actives, ya que obtendrás más ventajas que desventajas.