PayPal reclama a una usuaria el haberse muerto

Por Lucía Díaz el Dom 15 Jul 2018


Si te digo que PayPal reclama a una usuaria el haberse muerto… ¿de qué pensarías que estoy hablando?

Twitter
Google +
Facebook

PayPal reclama a una usuaria el haberse muerto

Si te digo que PayPal reclama a una usuaria el haberse muerto… ¿de qué pensarías que estoy hablando?

Efectivamente. Es una noticia que parece de mentira, pero esta vez la realidad supera la ficción. En este caso, la afectada ha sido la fallecida Lindsay Durdle, o mejor dicho, su marido Howard Durdle, que se ha visto en la obligación de tener que demostrarle a la compañía el duro hecho de que su mujer había perdido la batalla contra el cáncer y que no iba a poder, por tanto, pagar la deuda que había contraído con ellos.

Este hecho demuestra la poca humanidad de las tecnologías y de una compañía que, aprovechándose de una situación horrible ha intentado sacar tajada de manera muy dolorosa. El afectado ha destacado que un error de este tipo puede hacerle perder la cabeza a alguien que esté pasando por una situación similar.

La misiva no tiene ningún desperdicio pues, inicialmente, se puede leer, con toda claridad, que Paypal le indica la cantidad que debe y que el motivo de su contacto es que ha fallecido y no puede hacer el pago de la deuda. Específicamente se le indica que está incumpliendo la condición 15.4 del contrato.

Sorprendentemente, cuando este pobre hombre pone en conocimiento de BBC News los hechos que se han dado, la compañía ha indicado que se trata de un error informático. Esto podría tomarse como cierto, porque la carta continúa indicándole a la mujer fallecida la manera en que ellos van a actuar y cómo pueden resolver el problema. Pero con un pequeño ‘continuará’ en la parte inferior que hace pensar que para ellos todavía quedan cosas pendientes.

Vamos, que ya no se puede uno ni siquiera ir tranquilo a la tumba, porque allí te van a seguir reclamando hasta las grandes compañías. Nada puede frenar sus actos. Está claro que es una ‘violación de contrato’, como ellos indican en la carta, pero, no me jodas, deberían añadir una claúsula de fuerza mayor. Si son capaces de indicar en la carta que el motivo es el fallecimiento, esto no debería llegar en ningún caso a un miembro de la familia.

La compañía ha pedido disculpas indicando que el error era de tipo informático y que iban a hacer todo lo posible por solucionarlo, pero mientras tanto puede ser que otros afectados estén sufriendo esto mismo.

Así que si tenéis planeado hacer algún tipo de operación con ellos, recordad que debéis tener siempre una segunda vía para que vuestros familiares no tengan que enfrentarse a lo mismo que este hombre. Es más problemático cancelar una deuda que dejar todo organizado para que esta carta nunca tenga que llegar.