Faception presume de reconocer tu carácter con solo ver tu rostro

Por El sabio informático el Mié 3 Ago 2016


Faception es una nueva tecnología israelí que según parece es capaz de distinguir entre un mentiroso o un criminal.

Twitter
Google +
Facebook

Faception presume de reconocer tu carácter con solo ver tu rostro

¿Te imaginas conocer los rasgos del carácter de una persona con solo mirarle a la cara? Pues bien, una empresa israelí ha desarrollado una tecnología que según parece es capaz de distinguir a un genio, un mentiroso, un criminal o diferentes tipos de personalidad con un simple reconocimiento facial.

La compañía que ha desarrollado el milagroso invento se llama Faception y afirma que ya ha sido contratada por una agencia estatal de seguridad para trabajar en la identificación de potenciales terroristas.

El startup israelí ha explicado que su método consiste en una “tecnología de aprendizaje” que mediante un estudio de los rasgos faciales es capaz de reconocer detalles indetectables para el ojo humano y que le ayudan a predecir la personalidad del sujeto. La compañía afirma también que este sistema funciona en diversos campos desarrollando algoritmos para 15 perfiles diferentes, tanto que puede ayudar a identificar personajes tan distintos como delincuentes, personas extrovertidas, buenos jugadores de póker, terroristas, pedófilos y un largo etcétera.

Faception reconocer tu rostro

Shai Gilboa, director ejecutivo de este grupo de Tel Aviv, afirmaba recientemente que nuestra personalidad viene determinada por nuestro ADN y que ello se refleja en nuestro rostro como una especie de señal.

También quiere dejar al margen cualquier tipo de polémica que pueda crear prejuicios en base a la apariencia de las personas añadiendo que mediante sus estudios no están asumiendo nada definitivo, simplemente leen la información del programa y permiten que este vaya aprendiendo de su experiencia sin enseñarle nada.

Faception, una tecnología altamente precisa

No hace mucho tiempo Faception realizó una demostración del potencial de su tecnología durante un evento de póker. Según Gilboa, antes del comienzo su programa debía predecir 4 jugadores que serían finalistas al término de dicho torneo en el que participaban 50 jugadores. Para ello Faception analizó las fotografías de todos los participantes y las contrastó con las de una base de datos que ella misma maneja donde aparecen los perfiles de 1.500 jugadores profesionales de póker. A la conclusión del torneo, dos de los cuatro jugadores que había vaticinado se clasificaron entre los 3 finalistas.

Esta anécdota tuvo cierta repercusión entre los jugadores del circuito internacional de póker y son varios los que ponen en duda si esta predicción habría funcionado con jugadores del más alto nivel. Hay que tener en cuenta que entre ellos aparecen tipos con personalidades totalmente contrapuestas y desconcertantes.

Daniel Negreanu

Sin ir más lejos Daniel Negreanu, el famoso jugador de Toronto que acumula más dinero en premios que nadie en la historia del póker (casi 33 millones de dólares sólo en la modalidad presencial). Reconocido por su carácter alegre y charlatán, es capaz de jugarse una mano por millones de dólares mientras no deja de hablar y bromear con sus rivales, algo no muy habitual cuando sucede ante otras grandes estrellas del juego que permanecen totalmente concentrados y con cara de póker -nunca mejor dicho-. Teniendo en cuenta que tanto el cerebro del uno como el del otro realizan infinidad de cálculos de probabilidades a un ritmo imposible para una persona corriente, la tarea de identificar ambos perfiles como privilegiados para el juego no parece sencilla.

Por otro lado, en la compañía también afirman que durante un test interno, su software fue capaz de clasificar como terroristas a 9 de los 11 que participaron en los atentados de París tras analizar las imágenes de sus caras mezcladas entre un amplio grupo de personas elegidas al azar, todo ello sin haber introducido previamente ningún dato sobre su procedencia ni su vinculación yihadista.

De cualquier modo, parece que aún hay cierto recelo con la aplicación de esta tecnología y para algunos deja en el aire algunas dudas tanto éticas como de carácter legal, del tipo del conocido filme Minority Report. No obstante, Gilboa insiste en que se puede entender como una tecnología de apoyo para diferentes agencias de seguridad y que su grupo nunca haría públicos los perfiles que predicen aspectos negativos.