Los e-sports han llegado para quedarse

Por Lucía Díaz el Mar 27 Feb 2018


Te ponemos al día sobre los e-sports y vemos qué se espera de esta nueva forma de entretenimiento

Twitter
Google +
Facebook

Los e-sports son esas competiciones online de videojuegos que han pasado de ser una moda pasajera a llamar la atención incluso del Comité Olímpico Internacional (COI) de deporte. Esta industria se ha hecho muy potente en países como Alemania, Corea del Sur e incluso Estados Unidos.

 e-sports

Se pueden considerar un deporte, ya que los gamers involucrados entrenan y preparan sus competiciones casi al nivel de los atletas profesionales. Además de que los precios de las entradas para acudir a las competiciones ya han alcanzado el precio de una entrada normal para acudir a disfrutar de un deporte tradicional. Las entradas para asistir a una batalla de este tipo en Pekín costaban desde los 36 a los 166 euros; algunas entradas en el mercado negro llegaron a alcanzar los 1700 euros.

Los e-Sports en cifras

A lo largo del año 2017 y según los datos de la consultora SuperData en 2017 este negocio generó unos 87143 millones de euros, sosteniéndose principalmente en los juegos y aplicaciones para móviles, cuyas cifras alcanzaron los 47591 millones de euros. 

Los títulos más populares fueron ‘League of Legends’, ‘Overwatch’ y ‘Arena of Valor’ que registraron un crecimiento anual del 31% en el mercado móvil. Esto indica que una de cada tres personas del planeta ha consumido en algún momento juegos gratuitos para PC o móviles.

Quizás los nombres de juegos más conocidos sean ‘Counter Strike: Global Offensive’ con 43 millones de usuarios, ‘Fifa’ con 14 millones de usuarios y el ‘Call of Duty’ con 10 millones de usuarios.

En 2018 se espera que aún crezca más la audiencia global de estos juegos, consiguiendo llegar a los 380 millones de personas. América del Norte será el lugar donde se ubicarán gran cantidad de los seguidores. Los salarios de los jugadores se comenzarán a disparar (más aún) y el mundo de las inversiones girará un poco a los patrocinios de los mismos.

Se augura que en este año los e-Sports alcanzarán su punto culminante apoyados incluso por las grandes marcas no relacionadas con el sector.