¿Vale la pena comprar una Smart TV?

Por El sabio informático el Vie 21 Jul 2017


Los nuevos televisores inteligentes han hecho que muchas personas se pregunten si vale la pena comprar una Smart TV, y nosotros te damos la respuesta.

Twitter
Google +
Facebook

¿Vale la pena comprar una Smart TV?

La traducción literal del inglés es “Televisión inteligente” y explicado de manera sencilla una Smart TV es una televisión con posibilidad de conectarse a internet y que lleva incorporado un sistema operativo lo que le da características propias de un ordenador.

Las marcas pioneras en fabricación de televisiones inteligentes son Samsung y LG, y, cada vez más, todas las marcas incorporan este tipo de dispositivos entre su gama de productos.

Características que incorpora una Televisión inteligente.

Como si de un ordenador se tratase, los fabricantes de Smart TV incorporan software que nos permite navegar por internet, consultar el correo, escuchar música, compartir contenidos en redes sociales como Facebook o Twitter, ejecutar juegos y comunicarnos en tiempo real con aplicaciones como Skype.

Además de todo esto, dependiendo de la compatibilidad con el sistema operativo de que disponga la televisión, también podremos instalar otras aplicaciones que nos resulten interesantes.

Y por supuesto, dado que todas las características de una Smart TV están diseñadas para facilitar el entretenimiento, los fabricantes incorporan Home Cinema y Blu-Ray para reproducir DVD en alta definición.

Hasta aquí parece que comprar una Smart TV sería una muy buena decisión.

Aunque para decidir si realmente vale la pena comprar una Smart TV, tal vez deberíamos tener en cuenta otros aspectos como:

  • El precio. El rango de precios en los que se mueven las televisiones inteligentes suelen ser bastante elevados.
  • El sistema operativo que incorpora cada Smart TV no siempre nos permite instalar las aplicaciones que queremos, puede que en ocasiones sean incompatibles.

Cada fabricante de televisión incorpora un sistema operativo propio, así por ejemplo, Samsung utiliza Tizen Os, LG tiene webOS y Sony incorpora Android TV, siendo éste último uno de los que presenta más compatibilidad.

Si los dos puntos anteriores te hacen pensar en otras alternativas, te diremos que las hay.

Existen formas de convertir una televisión convencional en Smart TV

A continuación te vamos a contar alguna de ellas, seguro que van a ser más económicas y puede ser que, para algunos, con estas alternativas consideren que no vale la pena invertir en una Smart TV.

Necesitamos que la televisión tenga un puerto HDMI para poder conectar dispositivos. Si no lo tiene existen adaptadores que se conectan y convierten el euroconector en un HDMI.

En ese puerto o puertos HDMI, pues pueden tener más de uno, podemos conectar diferentes modelos de dispositivos que hacen la función de ordenador, entre ellos:

Chromecast: Es un dispositivo fabricado por Google que conectado a la televisión mediante HDMI permite reproducir en streaming el contenido de un Smartphone, Tablet u ordenador en la pantalla del televisor. Cada vez más app’s están incluyendo entre sus opciones su funcionamiento a través de Chromecast. Es compatible con la mayoría de sistemas operativos, pudiendo usar dispositivos Apple, Windows o Android y se conecta a través de Wifi. Actualmente hay 3 modelos y es bastante más económico que comprar una Smart TV.

Chromecast

Smart TV Box: otro pequeño dispositivo con sistema operativo Android a través del cual haremos de nuestra televisión un centro multimedia conectado a internet. Disponen de varios puertos USB, lo que permite conectar teclado, ratón y otros periféricos. Son de precio bastante asequible y hay diferentes modelos, algunos permiten ejecutar otros sistemas operativos de escritorio como puede ser Ubuntu.

Apple TV: El mismo concepto que el Smart TV Box pero para dispositivos Apple, que cuenta con mayor antigüedad en el mercado que el de Android.

Apple TV

Sticks HDMI con Android. Podríamos decir que un Stick HDMI con Android es una mini versión de un Smart TV Box. También aporta a una televisión las funcionalidades de un dispositivo Android, convirtiéndola en una Smart TV. También hay diferentes modelos y todos bastante económicos.

Estas son algunas ideas para hacer de un televisor convencional una televisión inteligente. Opciones que suelen resultar bastante interesantes, por ejemplo, a los amantes del fútbol, cuando contratan alguna opción para ver el fútbol en casa por internet y pueden disfrutar del partido en la pantalla de la televisión.

Resumiendo…

  • El conjunto televisor convencional + dispositivo con sistema operativo siempre sale más económico.
  • Si no tienes necesidad de comprar televisión, pero quieres tener Smart TV, por poco dinero lo consigues y aprovechas el televisor.
  • Los sistemas operativos propios de las marcas no siempre ofrecen compatibilidad absoluta.
  • Cualquiera de los dispositivos externos que hay son fácilmente portables y configurables.
  • No necesitas llamar a un técnico para convertir tu televisor en una Smart TV, siguiendo las instrucciones de configuración del dispositivo que decidas adquirir lo podrás instalar tú mismo.
  • Salvo que seas incondicional de Apple, un dispositivo con sistema operativo Android te garantiza soporte y actualizaciones frecuentes. Por supuesto, también Apple apuesta fuerte por sus productos Smart TV y también ofrecen soporte y actualizaciones.

La decisión final corresponde al usuario, puede haber quien dedica que si vale la pena comprar una Smart TV, prefiera pagar un poco más y tener todo integrado en un dispositivo.