¿Nostalgia por los videojuegos antiguos? ¡Revive tu pasión con estas opciones!

Por Lucía Díaz el Jue 20 Dic 2018


¿Sientes nostalgia por los videojuegos antiguos? Te dejamos algunas opciones para que revivas tus títulos favoritos.

Twitter
Google +
Facebook

Nostalgia por los videojuegos antiguos

Nos encontramos en un momento en que ser friki es la moda y está bien visto; es tan común que incluso hay que te tacha de poser por considerar que lo haces porque es lo que se lleva. Sin embargo, y hablo por mí, estas palabras resbalan, y mucho, cuando podemos revivir nuestras viejas glorias. Quienes hemos crecido con ello llevamos la nostalgia por los videojuegos antiguos a otro nivel y, por suerte, la tecnología está de nuestro lado.

Así, vemos que en la actualidad existen diferentes maneras de jugar a aquellos títulos que nos vieron crecer (y que nos ayudaron, a su modo, a hacerlo) sin demasiada complicación.

¿Cómo jugar a videojuegos antiguos fácilmente?

Emulador online

La manera más sencilla y barata (gratis) de hacerlo es recurrir a un emulador online de videojuegos tipo https://myemulator.online/neo-geo

Este sistema de arcade y videoconsola fue, seguramente, el éxito del salón recreativo al que acudías, ofreciéndonos títulos tan míticos como Fatal Fury, Samurai Shodow o Metal Slug (juego con el que me fundía mi paga semanal de 200 pesetas).

Estos, y otros tantos, están disponibles en un emulador online de NEO GEO, siendo esta una opción rápida y sencilla. No tienes más que visitar la web del emulador en cuestión, elegir tu juego favorito y jugar desde el propio navegador, recordando impresionantes momentos de tu infancia; ¡nada más!

Nostalgia por los videojuegos antiguos

Monta tu propia consola

La siguiente opción que te proponemos es que montes tu propia consola vintage. No es fácil y no es barato, pero a cambio tienes un producto personalizado y físico.

¿Sabes lo que son las Rasperry Pi? Son unos chips que actúan como miniordenadores, conectándose a periféricos y demás. Te compras una, una carcasa con la forma de tu consola favorita, por ejemplo, una Mega Drive, un par de mandos con USB de la misma consola, una tarjeta de memoria, un adaptador de corriente, un cable HDMI ¡y listo!

Todo ello es muy fácil de montar 8ya ves que son cuatro piezas), pero, aun así, puedes hacerte también con un kit de montaje, aunque te digo, por experiencia propia, que no hace falta en absoluto.

Ya sólo te queda configurar la Rasperri Pi formateando la tarjeta de memoria e incluyendo las imágenes montadas de los juegos de tu elección. Obviamente, para que dé el pego, lo suyo es meter los juegos de la consola elegida, en este caso, la Mega Drive.

Por supuesto, esta opción no excluye la anterior. Puedes tener tu consolita en el salón para jugar en la tele con amigos y también disfrutar del emulador online en el ordenador, jugando en un instante y de manera cómoda. 

Compra una nueva versión de tu consola favorita

La última opción que ofrecemos para sentir verdadera nostalgia por los videojuegos antiguos es comprar una versión moderna de las consolas más icónicas de las décadas pasadas.

Son muchas las firmas que han sacado sus consolitas para recordar tiempos pasados. Sin embargo, la esencia es la misma que en el caso anterior: un chip con emuladores oficiales. 

Esta es una opción rápida porque no te tienes que calentar la cabeza con el montaje (lo cual, en mi opinión, mola mucho, pero bueno) pero cara y nada personalizada, pues sólo puedes disponer de los títulos que la marca haya querido meter en el producto.

¿Y tú? ¿Con cuál opción te quedas? En mi opinión, el combo emulador online-consola DIY está genial pues ofrece todo lo que podemos querer dependiendo de la ocasión. Pero... ¡para gustos, colores! ¡Dinos cuál sería tu propuesta para disfrutar de los juegos de nuestra infancia! ¿Cómo lo haces?