¿Que es la domótica y para qué sirve?

Por El sabio informático el Lun 22 Mayo 2017


¿Que es la domótica? ¿Para qué sirve? Te explicamos todo acerca de este conjunto de tecnologías para el hogar o el trabajo.

Twitter
Google +
Facebook

¿Que es la domótica y para qué sirve?

Domótica es la técnica que integra sistemas y programas que automatizan una vivienda o edificio, siendo capaz te llevar la máxima comodidad al hogar o la oficina.

A todos en alguna ocasión se nos ha pasado por la cabeza poder resolver algo en nuestra casa a distancia, por ejemplo, encender la calefacción para cuando lleguemos a casa un frío día de invierno, o, tal vez… ¡me he dejado las persianas del salón abiertas y está haciendo mucho sol!, no hay problema la domótica me permite bajar las persianas sin volver a casa.

La domótica interviene en la electricidad, la seguridad o la comunicación, transforma las casas tradicionales en casas inteligentes con el objetivo final de facilitarnos la vida.

Origen y evolución de la domótica

Ya en los años 70 se usaba la domótica a un nivel menos avanzado que en la actualidad. El primer programa usado en domótica fue el SAVE, en Estados Unidos, y empleado para lograr eficiencia y bajo consumo energético en edificios a través de control remoto usando el protocolo de comunicaciones X-10.

Con la evolución tecnológica la domótica ha progresado enormemente valiéndose para ello de las redes informáticas de comunicación, primero a través de cableado y actualmente también vía wifi. Esta evolución está permitiendo implantar la domótica cada vez más en casas particulares.

Una casa inteligente mejora en confort, seguridad y ahorro energético y la llegada de internet de alta velocidad está facilitando su evolución.

Cada vez más se están implantando sistemas de domótica, no sólo en viviendas particulares, también en grandes edificios no destinados a viviendas, como centros comerciales u hospitales. A esta integración de la domótica a gran escala se lo conoce como Inmótica.   

Para qué sirve la domótica

Básicamente la domótica sirve para hacernos la vida más cómoda.

¿Cómo? Pues valiéndose de hardware y software que permiten automatizar desde las tareas más sencillas a las que parecen más complicadas.

El hardware utilizado en domótica se compone de sensores, bien sean sensores de temperatura, de presencia, de humos, de intensidad de luz, de contacto o de fugas de agua, repetidores de señal wifi, cámaras ip, etc… que a través de circuitos electrónicos y tecnología inalámbrica transmiten esa información al software desde el que se configuran las respuestas deseadas.

Para una perfecta comunicación del usuario con los dispositivos domóticos y éstos entre sí, se utilizan protocolos, como el ya mencionado, X-10, Bacnet, TCP/IP, Konnex, o CEBus.

Según la infraestructura necesaria para poder hacer la instalación existen tres tipos de redes domóticas:

  • Las que utilizan los nuevos cables
  • Las que utilizan el cableado existente, principalmente el eléctrico.
  • Las que utilizan sistemas inalámbricos.

Entre el software más conocido encontramos Loxon Smart Home o Domoticz entre otros muchos.

¿Qué puede hacer la domótica por nosotros?

Vamos a describir algunas de las aplicaciones más habituales de la domótica que demuestran cómo nos puede ayudar según el área a la que se aplique

Centralizar acciones, como pueden ser apagado de luces, cierre de persianas o la temperatura de la casa en cada momento de día.

Usar temporizadores para configurar determinadas acciones en determinados casos, por ejemplo, que 2 veces a la semana se accione el riego automático, o bajar a una determinada hora las persianas de la parte de la casa más soleada.

Configurar escenas, es otra de las funciones más habituales, consiste en ejecutar varias tareas al mismo tiempo, por ejemplo, cuando estamos llegando a casa, la puerta del garaje se abre, las persianas se suben, la alarma se desconecta.

Gestionar alarmas, tanto alarmas técnicas como alarmas antirrobo. Un ejemplo puede ser en caso de inundación, cuando el sensor de agua comunique un aumento, el sistema cerrará todas las entradas de agua, a la vez que comunicará al propietario lo que ocurre. O en alarmas antirrobo, encender luces o la televisión para simular presencia en caso de intrusos.

Una de las grandes ventajas de tener todo controlado de esta manera es la eficiencia energética, al consumir energía sólo cuando es necesario.

Otra ventaja es la facilidad de poder controlar todas las acciones configuradas gracias al telecontrol del sistema desde dentro de casa, y desde fuera de casa a través de smartphones, tablets u otros dispositivos tecnológicos.

¿Podemos instalar domótica en cualquier vivienda?

En principio se puede decir que si, los sistemas de domótica se pueden integrar tanto en vivienda existente como en vivienda nueva, obviamente en una vivienda que ha sido construida recientemente teniendo en cuenta todos los avances tecnológicos, esa instalación resultará mucho más rápida y barata.

En el caso de viviendas de nueva construcción la ley actual obliga a integrar instalaciones mínimas de telecomunicaciones que pueden ser ampliadas fácilmente para instalar sistemas de domótica.

En el caso de vivienda existente, es posible el uso de tecnologías inalámbricas ó el aprovechamiento de la red eléctrica, con lo cual los requisitos de instalación son fácilmente salvables.

Empresas como Apple o Google trabajan para facilitar la integración entre dispositivos y así facilitar el control del sistema domótico desde un smartphone o un smartwatch.