Cómo realizar un mantenimiento adecuado de la impresora

Por Lucía Díaz el Mié 6 Sep 2017


Te enseñamos a realizar un mantenimiento adecuado de tu impresora muy sencillo y que te evitará llevarla a reparar o comprarte otra.

Twitter
Google +
Facebook

Cómo realizar un mantenimiento adecuado de la impresora

La impresora es uno de los componentes más importantes de un PC. A la hora de comprar los cartuchos, puedes apostar o bien por los originales, o bien por los compatibles. Hasta hace no muchos años, los cartuchos compatibles eran considerados de mala calidad. Pero hoy en día en el mercado se pueden encontrar cartuchos para impresora de este tipo con una calidad óptima y que intervienen, y mucho, a la hora de realizar un mantenimiento adecuado de la impresora

Para conseguir la mejor calidad de impresión, son tres los factores clave. Por un lado, contar con cartuchos originales y compatibles NTT de calidad. Por otro lado, disponer de papel de tenga un grosor adecuado para la impresión. Y, por último, y no por ello menos importante, la calidad de la impresora también es un factor que determina la mejor o peor impresión y el propio mantenimiento. 

Mantener la impresora como nueva es fácil si sabes cómo

Aquí van algunos tips para realizar el mantenimiento de tu impresora que seguro que te vienen de lujo . 

Ubicación

Es importante que elijas con sumo cuidado donde colocas la impresora. No es recomendable situar este tipo de aparatos al lado de una estufa o de cualquier otra fuente de calor; de lo contrario la tinta se secará muchísimo más rápido. Además, las piezas internas se pueden dilatar. 
Por otro lado, los ventiladores de la impresora deben quedar libres, sin nada que los obstaculice. 

Limpiar la impresora

En función de cuánto la utilices, deberás limpiar la impresora con más o menos frecuencia. Lo ideal es realizar una limpieza una o dos veces al mes

Para la parte exterior, puedes hacerlo de manera rápida y sencilla con un paño de algodón ligeramente humedecido con agua destilada. Es importante pasar luego otro paño  para secar y eliminar cualquier tipo de residuo; de lo contrario, la impresora quedará incluso peor que antes de empezar a limpiarla pues el plástico se puede cuartear con la humedad. 

En cuanto a la limpieza del interior de la impresora, necesitas un pincel fino y alcohol isopropílico

El primer paso es abrir la tapa del aparato y con el pincel retirar el exceso tanto de polvo como de tinta que hay en el interior. Hay que hacerlo con muchísimo cuidado para no forzar ninguna parte del mecanismo. Una de las zonas en las que se acumula mayor cantidad de polvo son los rodillos que guían el papel. Luego, retira con cuidado los cartuchos de tinta y limpia con el pincel el polvo acumulado en los soportes. 

Cartuchos de tinta

A la hora de colocar los cartuchos de tinta en la impresora, si no entran a la primera es importante que no los fuerces porque podrían estropearse e incluso llegar a averiar la propia impresora. Recuerda que los cartuchos solo entran en una única posición. Por lo tanto, si no encajan de una manera sencilla, lo mejor es sacarlos y volver a empezar el proceso de colocación de cero. 

Bandeja de papel

A lo largo de la vida útil de la impresora, se van acumulando pequeños restos de papel en la misma. Si no los retiras periódicamente, pueden llegar a atascar el aparato y causar una avería. Por lo tanto, lo mejor es que cada vez que vayas a cargar la bandeja de papel, realices una limpieza de cualquier resto que pueda haber en la misma también con un pincel. 

Mantenimiento de software

Cada impresora trae un cd desde el cual instalar un software de uso. En él tendrás algunas opciones para limpiar los cartuchos y mejorar la calidad del escaneado.

Imprime

El último consejo para mantener la impresora en buen estamos es que la uses. El que pase meses sin imprimir hace que los cartuchos se sequen parcial o totalmente y tengas que cambiarlo. Imprime aunque sea una frase; sólo para que se mantengan activos.

En esencia, así es el mantenimiento de una impresora. Es un dispositivo complejo pero con los cuidados adecuados debería funcionar durante años sin problema.

Por último, os dejamos un vídeo de lo costoso que es reparar una impresora que no ha tenido un buen mantenimiento, para que lo evitéis.