Animaciones 3D en el mundo corporativo

Por Lucía Díaz el Mié 8 Nov 2017


¿Qué sabes de las animaciones 3D? ¿Te interesa este campo? ¿Sabes cuál es su impacto en el mundo corporativo?

Twitter
Google +
Facebook

animaciones 3D

En pleno siglo XXI, la competencia entre compañías de todo el mundo está en su punto más álgido. Así, es necesario marcar la diferencia para captar la atención del público objetivo y establecer con los clientes relaciones de confianza a medio y largo plazo. El marketing actual se basa precisamente en eso: hacer que los clientes se conviertan en verdaderos fans de marca.

Pues bien, teniendo en cuenta que los usuarios necesitan ser sorprendidos por parte de las empresas, estas tienen que hacer uso del ingenio y de las nuevas técnicas. Es por ello que las animaciones 3D son una herramienta cada vez más demandada en el entorno empresarial actual.

¿Cuáles son las ventajas de las animaciones 3D para las empresas?

Actitud activa

Una de las principales ventajas que ofrecen las animaciones 3D en el mundo corporativo es que los usuarios no las toman como publicidad, por lo que mantienen una actitud activa ante las mismas.

Historia: emociones y sensaciones

Las compañías cada vez buscan más acercarse a su público objetivo a través de las emociones y las sensaciones. Los usuarios valoran de una forma significativa la historia de las empresas en las que confían; que estas les trasmitan cercanía y transparencia. Las animaciones 3D son una opción excelente para contar esa historia de una manera diferente y original..

Por ejemplo, una compañía puede apostar por crear un vídeo testimonial en el que sus empleados cuenten a los espectadores cuál es su papel en la empresa y lo que ésta significa en sus vidas. Claro que en vez de hacerlo en formato real como viene siendo habitual, se puede crear una animación en 3D de cada uno de los empleados, así como del entorno. De esta manera, resulta muchísimo más creativo y original, y tiene un mayor impacto en los usuarios.

Animaciones 3D

Viral en redes sociales

Para una compañía, invertir en publicidad en medios tradicionales como la prensa o la televisión tiene un coste muy alto, de forma que las compañías pequeñas no pueden permitírselo. Rodar, por ejemplo, un anuncio y lanzarlo en la TV es una gran inversión que sólo algunas empresas en todo el mundo pueden costear.

En cambio, las animaciones en 3D, una vez creadas, colgarlas en Internet tiene un coste muy asequible; incluso en plataformas como YouTube es totalmente gratuito. Tal y como hemos señalado en los puntos anteriores, este tipo de animaciones consiguen generar impacto en la audiencia. Por lo tanto, las probabilidades de que las compartan es muy alta, convirtiéndolas en virales.

Así, la animación 3D es una profesión con un gran futuro por delante. Actualmente, la demanda por parte de las empresas supera ampliamente a la oferta. Se necesitan animadores 3D especializados. Y, para conseguir la formación necesaria, nada mejor que apostar por un Grado Superior en animaciones 3D, juegos y entornos interactivos.